RSS Feed

La resurrección de Lázaro (I).- 17-mayo.2014

Posted by Caminante y peregrino

RESURRECCIÓN DE LÁZARO.-WILLIAM BLAKE.-NEOCLASICISMO
      Es una costumbre que tengo. Cada vez que leo un texto, más o menos largo, busco las partes que tiene. Unas veces acierto y otras, no tanto. Pero me paro a pensar en él.
      Algo de esto me ha pasado cada vez que he leído, incluso meditado, el pasaje evangélico que narra la resurrección de Lázaro, amigo de Jesús así como de sus hermanas Marta y María. CATACUMBA VIA LATINA.- CUBICULUM 
      Ahora he tenido que hacerlo nuevamente para escribir sobre este tema como el acontecimiento que fue para mucha gente: para Lázaro, que aunque pasó por la muerte y resurrección terrenas, realmente no es el protagonista del pasaje. Para sus dos hermanas, que tuvieron que pasar por la angustia y la impotencia de verlo morir y posteriormente vivir el asombroso momento de contemplar su salida de la tumba y convivir nuevamente con ellas. De los vecinos y amigos de la familia que acudieron para acompañarlas en su duelo y de los apóstoles de Jesús,que a pesar de verlo hacer milagros con frecuencia, siempre había algo nuevo que descubrir en su Maestro que en ocasiones los dejaba estupefactos, como en esta ocasión. Y para el mismo Jesús de Nazaret, auténtico protagonista de esta perícopa. 
      Tener que poner el testimonio de los pintores y escultores que han tenido que poner los pinceles y cinceles al servicio del Arte enfocando, generalmente, el momento culminante de la vuelta a la vida de Lázaro a una orden de Jesús, no ha sido una tarea realmente difícil. Al contrario. 

MOSAICO DE LA BASÍLICA DE SAN APOLINAR, EN RÁVENA.-SIGLO VI.
       He encontrado mucho material en internet, especialmente cuadros (algunos sin el nombre de su autor), desde el Arte Paleocristiano hasta el del siglo XX. Han sido tantos que va a ser muy difícil, casi imposible, mostrarlos todos, lo cual nos da a entender que de alguna u otra forma les ha impactado el tema al intuir que ha sido un momento especialmente grandioso e importante para Jesús, que deja, una vez más, testimonio de ser verdaderamente Dios hecho Hombre. Pero como creo que va a valer la pena intentaré poner el máximo de ellos aunque para ello deba hacerlo en dos o tres entradas.
      He visto cuatro partes en el texto del Evangelio de Juan, que es el único que relata este suceso.Teniendo en cuenta que no se pueden aplicar las Matemáticas con total exactitud, la primera parte está situada en los versículos 1 al 16 del capítulo 11 y por ahí nos moveremos.
     
CAPITEL ROMÁNICO DEL MONASTERIO DE SAN JUAN DE LA PEÑA
      Globalmente considerado, Jesús y sus discípulos reciben la noticia de la enfermedad de Lázaro y, posteriormente, se ponen en camino. Pero hay cosas que llaman la atención. El capítulo comienza con la presentación del personaje: 'Un hombre llamado Lázaro había caído enfermo'.  Así aparece por primera vez en el Evangelio joánico, pasando a presentar seguidamente a sus hermanas, aunque no aparecen como desconocidas para Jesús: 'Era natural de Betania, el pueblo de María y de su hermana Marta. María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, es la que ungió al Señor con perfume y le secó los pies con sus cabellos'.  Esta aclaración de Juan nos revela que ya se conocían con anterioridad los tres hermanos y Jesús, como posteriormente comentará.

      No tiene nada de extraño que al conocer la gravedad de su hermano se apresurasen a ponerlo en su conocimiento y encargaran a algún amigo o conocido que llevase la noticia al Maestro, el cual hace un comentario que no todos entendieron: 'Sus hermanas mandaron a Jesús este mensaje:  -Señor, tu amigo está enfermo. Jesús, al enterarse, dijo: -Esta enfermedad no terminará en la muerte, sino que tiene como finalidad manifestar la gloria de Dios; a través de ella se dará también a conocer la gloria del Hijo de Dios'.  
RETABLO GÓTICO DE LA CATEDRAL DE SEVILLA
      Poco a poco nos adentramos en el tema y casi me atrevería a decir que  quizá alguien se vea como participante en la situación planteada. Es ahora cuando Juan nos expone la amistad previa que tenían con el Salvador: 'Por eso Jesús, aunque tenía gran amistad con Marta, con su hermana y con Lázaro, continuó en aquel lugar otro par de días después de haber recibido el mensaje que le habían enviado'. 
      Es posible que no se acabe de entender esta actitud. Incluso podría parecer que existe una cierta frialdad o desinterés en Él, pero esto no es posible porque iría contra el afecto y la cercanía que tenía siempre con cuantos le rodeaban, especialmente con los enfermos. Existía una razón que Él conocía en su interior y que queda expuesta más arriba: que la gloria de Dios quedase de manifiesto así como el sentido y la implortancia que tenían sus milagros. 
       Cuando ya transcurren los días que tenía previstos para ponerse en camino, 'dijo a sus discípulos:  -Vamos otra vez a Judea. Ellos replicaron: -Maestro, hace poco que los judíos quisieron apedrearte. ¿Cómo es posible que quieras volver allá?'  No lo entendían. Aún no había llegado su momento y ahora pensaban con los parámetros de su lógica humana.
SEBASTIANO DEL POMBO.-RENACIMIENTO
      Pero eso no importaba a Jesús, ya que tenía una misión que cumplir y éste era un escalón más en ella. Conocía que su hora estaba ya cercana y que también sería la hora de las tinieblas. Debía seguir en todo momento la voluntad del Padre. 'Jesús respondió: -¿No es cierto que el día tiene doce horas? Cualquiera puede caminar de día sin miedo a tropezar, porque la luz de este mundo ilumina su camino. En cambio, si uno camina de noche, tropieza porque le falta la luz'.
      Y pone de manifiesto nuevamente cuál era su intención desde el primer momento: 'Y añadió: -Nuestro amigo Lázaro se ha dormido y yo iré a despertarlo. Los discípulos comentaron: -Señor, si se ha dormido es señal de que se recuperará' Naturalmente. Pura lógica humana. Si está dormido y su Maestro lo despierta, es que entra en franca mejoría y su curación está cercana. Pero la intención de Jesucristo está en las antípodas del pensamiento de sus discípulos: 'Jesús hablaba de la muerte de Lázaro, mientras que los discípulos entendieron que se refería al sueño natural. Entonces se expresó claramente: -Lázaro ha muerto. Y me alegro de no haber estado allí, por vuestro bien; porque así tendréis un motivo más para creer. Vamos, pues, allá'.
 RESURRECCIÓN DE LÁZARO.-GUERCINO.-BARROCO
      Pero ellos seguían mirando sin ver y oyendo sin entender. 'Tomás, por sobrenombre 'el Mellizo', dijo a los otros discípulos: -Vamos también nosotros a morir con él'. Precisamente es Tomás quien no se entera de la realidad que su Maestro desea transmitirles. Posteriormente se enfrentará a una noticia mayor y nuevamente hará otro comentario. Pero de aquí sí que se enteró. Más tarde, pero se enteró.
     Desde las catacumbas al siglo XX pueden ver algunos cuadros, un mosaico de la basílica de San Apolinar, un capitel románico y una talla de madera policromada, parte del retablo de la Catedral de Sevilla, con el tema de la resurrección de este amigo de Jesús. La libertad del artista queda plasmada en su obra y de alguna manera está condicionada por la época que vive su autor respectivo. Pero sus obras han llegado hasta nosotros y esto es de agradecer.
      Continuaremos con esta perícopa la próxima entrada. Mientras tanto, les dejo con más obras y disfruten con el Arte. 
VINCENT VAN GOGH.-POSIMPRESIONISMO
 
J. TISSOT.- S. XIX - XX
CARL BLOCH.-REALISMO

Parábolas del Reino de los cielos.-01-mayo-2014

Posted by Caminante y peregrino

PARÁBOLA DEL TESORO ESCONDIDO
      Era una constante durante el tiempo que dedicó a su vida pública. 'No estás lejos del Reino de Dios' (Mc. 12, 34); El Reino de los cielos es semejante a ...' (Mt. 13, 47-50); 'Buscad primero el Reino de Dios...' (Mt. 6, 33); '...ve y anuncia el Reino de Dios'. (Lc. 9, 60) y otras por el estilo, pero siempre haciendo referencia al Reino.
      No en vano estamos destinados a él y previamente quería que lo conocieran sus coetáneos y ahora nosotros. Para eso quiso hacerse semejante a nosotros, menos en el pecado, y redimirnos del mismo. Con la finalidad de que se le entendiera bien y teniendo en cuenta que la mentalidad oriental de los israelitas era afín a los apólogos, cuentos o ejemplos, se valió de las parábolas. Sobre este tema fueron muchas y variadas, pero todas encaminadas al mismo fin.
      En este sentido se valió, por ejemplo, de unos invitados a determinada boda que declinaron la invitación por diversas causas (Mt. 22, 1-14), de las artes de la pesca (Mt. 13, 47), del grano de mostaza (Mt. 13, 31-32) y la de la levadura (Mt. 13, 33), de un sembrador (Mc 4, 3-8) y un largo etcétera, pero todas expuestas con el objetivo de anunciar el Reino de Dios. 
PARÁBOLA DE LOS CONVIDADOS AL BANQUETE. HAROLD COPPING.-S. XIX - XX
      En todas las comparaciones que hacía empleaba elementos extremadamente familiares para el auditorio que le escuchaba. Los años que había vivido junto a su Madre y la había ayudado en sus menesteres domésticos, le habían puesto en contacto con las costumbres y con los demás vecinos de Nazaret. Esto le había permitido conocer su vida, sus intereses, sus trabajos,...Ahora se aprovechaba de aquellas experiencias juveniles para que llegaran con mayor facilidad a la comprensión de lo que les contaba.
       JUDÍOS ESPECTANTES ANTE LA PREDICACIÓN DE JESÚS
      '¿A qué es semejante el Reino de Dios y a qué lo compararé?' (Lc. 13, 18). Era una expresión con la que solía comenzar sus explicaciones. Captaba de esa manera la atención de los oyentes y concentraba su atención en el núcleo de la explicación. Salvo excepciones, eran narraciones cortas, pero directas y claras.
      'Es semejante a un grano de mostaza que uno toma y arroja en su huerto, crece y se convierte en un árbol, y las aves del cielo anidan en sus ramas'. (Lc. 13, 19). No hacía falta nada más. El ejemplo estaba muy claro: de una semilla tan pequeña surge un árbol grande. Pero continúa por si acaso ha quedado alguna duda o laguna: '¿A qué compararé el Reino de Dios? Es semejante al fermento que una mujer toma y echa en tres medidas de harina hasta que fermenta toda'. (Lc. 13, 21) (¿Lo habría visto hacer a su Madre e incluso la habría ayudado?)
GRANO Y ÁRBOL DE MOSTAZA
      Para tratar la importancia del Reino también pasaba a hacer comparaciones con cosas más importantes: 'El Reino de Dios es semejante a un tesoro escondido en el campo que, al encontrarlo un hombre, lo deja oculto y, gozoso del hallazgo, va y vende cuanto tiene para comprar el campo'. (Mt. 13, 44). Para quien lo encuentra supone el final de su pobreza. No duda en vender cuanto tiene para comprar el campo, ya que tanto la ley romana como la israelita concedía al al propietario de una campo todo lo que contenía, tanto árboles como cualquier otra cosa. De aquí la importancia de poseer ese campo. Para el comprador lo suponía todo, lo máximo para su vida, y Jesús quería transmitir que la posesión del Reino de Dios suponía tener lo máximo para quien lo siguiese.. Es el máximo tesoro al que podemos aspirar. Estar en el Reino supone estar con el mismo Dios.
PARÁBOLA DEL TESORO ESCONDIDO.-JAMES TISSOT,.S. XIX - XX
      Lo mismo cabe decir de  la parábola de la red barredera: 'Es semejante también el reino de los cielos a una red barredera, que se echa al mar y recoge peces de toda suerte, y llena, la sacan sobre la playa, y sentándose, recogen los peces buenos en canastos y  los malos los tiran. Así será la consumación del mundo: saldrán los ángeles y separarán a los  justos de los malos y los arrojarán al horno de fuego; allí  habrá llanto y crujir de dientes'. (Mt. 13, 47-50). Un delicada llamada a la conversión personal y apartar de la propia vida cuanto le pueda acercar al 'llanto y crujir de dientes' eterno.
PARÁBOLA DEL MERCADER EN PIEDRAS PRECIOSAS.. HAROLD COPPING.-S. XIX - XX
      No obstante también emplea elementos conocidos no por su cercanía a los que habitualmente le escuchaban: las perlas. En aquellos tiempos solían estar más valoradas que los propios diamantes por su escasez y rareza, llegando a tener las más perfectas precios altísimos. Pero toma ese ejemplo para hacerles ver, en definitiva, que el Reino de Dios tiene infinitamente más valor que las perlas por perfectas y hermosas que sean. 'El Reino de los Cielos es semejante a un comerciante en perlas finas. Al encontrar una de gran valor, va, vende cuanto tiene y la compra'. (Mt. 13, 45-46).
      Sería curioso contemplar la manera de enfocar la predicación de estas parábolas del Reino de Dios por parte del mismo Jesucristo en nuestros días. Pero también en cómo podría ser la respuesta del auditorio actual a su exposición. Pero lo que pienso que no iba a cambiar en absoluto es el contenido principal de su predicación: el Reino de Dios, destinado también para los hombres y mujeres del siglo XXI y de los siglos futuros.