RSS Feed

Yo soy el Buen Pastor

Posted by Caminante y peregrino

ARTE BIZANTINO.-MAUSOLEO DE GALA PLACIDIA EN RÁVENA

Hace unos días, mientras me dirigía a mi domicilio, pasé por unos campos cercanos a la localidad donde vivo. Me sorprendió ver la figura de un pastor con un mediano rebaño de ovejas. Es muy raro ver esta escena en nuestros días por una zona como aquella. Tal vez por zonas campesinas o montañosas sea más frecuente, pero por donde suelo pasar, no.

ICONO RUSO.- S. XIX
Es una profesión que, por lo sacrificada y abnegada que es, acaso queden pocas personas que se dediquen a ella, pero las hay, y, además, no olvidemos que la ganadería tiene su importancia.




EL BUEN PASTOR.-PEDRO BERRUGUETE.-RENACIMIENTO
Esto me dio un motivo para el tema de una nueva entrada. Tal vez por asociación de ideas me vino a la mente la figura de Jesús, que a sí mismo se definió como el BUEN PASTOR.

JAMES TISSOT.-S. XIX
Ya sé que cronológicamente tal vez no correspondiese publicar ahora este pasaje de la vida del Maestro, pero ¿por qué no? Pienso que vale la pena hacerlo como homenaje a esas personas y también y fundamentalmente, a Jesucristo que tuvo el gesto de compararse a ellos para explicar su actitud ante las personas de entonces y las de todos los tiempos, con nosotros incluidos. Además, ¿no fueron personas de esta profesión los primeros destinatarios del mensaje del nacimeinto del Redentor? Por algo sería.

Baptisterio de San Juan en Fuente. Nápoles. Periodo Paleocristiano.
Estoy seguro que todos conoceremos imágenes, cuadros, estampas, medallas o cualquier otro objeto con la figura de Jesús con un rebaño de ovejas y una de ellas sobre sus hombros o en los brazos.

PHILIPPE DE CHAMPAIGNE.-BARROCO
Incluso aparecen de vez en cuando algunas imágenes, como esta que les pongo a continuación, en la que el Buen Pastor aparece de forma muy original: como un niño. Es una talla de marfil del siglo XVI que estaba en la localidad de  Mochales y ahora se encuentra en el Museo Diocesano de Sigüenza


MUSEO DIOCESANO DE SIGÜENZA.-S.XVI
El Buen Pastor es una imagen empleada en los primeros tiempos del cristianismo, ya que solían utilizar imágenes con algún simbolismo que representasen aspectos de esa nueva doctrina, que no todos recibieron bien, y que a través de ellas iban educando a los cristianos.

CORDERO DE DIOS.-J.TISSOT.-S. XIX
No conviene perder de vista que el cristianismo primitivo convivía con otras religiones paganas, las cuales también tenían signos e imágenes para representar sus dioses. Tengamos en cuenta que los nuevos cristianos surgieron del reconocimiento del cristianismo como religión superior a la que antes tenían, que posiblemente era la de la orgullosa Roma. Estaban acostumbrados a ello. Incluso poco a poco ciudadanos romanos se fueron incorporando al cristianismo y cabe en lo posible que alentaran esa simbología.

CATACUMBA DE PRISCILA.-S. III
 La iconografía cristiana se inspiró en algunas de ellas y en la figura del Buen  Pastor cristiano podemos comprobarlo. Un ejemplo de ello es la figura aparecida, no recuerdo si en una catacumba, de un joven vestido a la usanza de los griegos llevando una oveja sobre sus hombros

ANTECEDENTES DE LA FIGURA DEL BUEN PASTOR
Recuerdo también de los años de estudiante que esta imagen  se remonta al Crióforo, que ya figuraba en el arte mesopotámico llevando una oveja en sus espaldas.

HERMES CRIÓFORO.-ca 325 DESPUÉS DE XTO
Incluso en la Acrópolis griega aparece también el Moscóforo, que era un joven que llevaba los animales de los sacrificios. Roma adoptó esa imagen para Hermes, uno de sus dioses protectores.

MOSCÓFORO.-S- VI ANTES DE CRISTO
El cristianismo se aprovechó de las enseñanzas de Jesús comparándose con el buen pastor que da la vida por sus ovejas, en este caso los cristianos, en contraposición del asalariado que no se preocupa tanto de ellas.

SIMÓN DEWEY.-S. XX
El pueblo hebreo era fundamentalmente agrícola y ganadero. Jesús en sus parábolas se aprovecha de estos elementos para que sus oyentes, amantes de los ejemplos y los relatos como buenos orientales, le entendiesen mejor los mensajes que les transmitía, como veremos cuando comentemos las parábolas.

James Powell.-1888
Esto no lo hizo solamente Jesús. Si miramos los escritos de Isaías, también emplea este símil: ‘Todos andábamos errantes como ovejas, siguiendo cada uno su propio camino, y el Señor hizo recaer sobre él las iniquidades de todos nosotros. Al ser maltratado, se humillaba y ni siquiera abría su boca: como un cordero llevado al matadero, como una oveja muda ante el esquilador, él no abría su boca’. (Is. 53, 6-7).

SIMON DEWEY.-S. XX
 ¿Se acuerdan del rey David? Seguro que sí. Él, de jovencito, era pastor. Cuando compone el bellísimo Salmo 23 (22), no duda en comparar a Yavéh, como el pastor que lo cuida: ‘El Señor es mi pastor; nada me falta. Me hace recostar en verdes pastos y me lleva a frescas aguas…Tu clava y tu cayado son mis consuelos…’ (Sal. 23 (22), 1- 4).

ICONO DEL BUEN PASTOR
Pero es San Juan quien recoge la actitud de su Maestro y nos la ha transmitido así: ‘En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que escala por otro lado, ése es un ladrón y un salteador; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el portero, y las ovejas escuchan su voz; y a sus ovejas las llama una por una y las saca fuera.

WILLIAM DYCE.-S. XIX
Cuando ha sacado todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Pero no seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños." Jesús les dijo esta parábola, pero ellos no comprendieron lo que les hablaba.

Niels Larsen Stevns.-S. XIX - XX
Entonces Jesús les dijo de nuevo: "En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido delante de mí son ladrones y salteadores; pero las ovejas no les escucharon. Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.

ALFRED SOORD.-S. XIX - XX
Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa, porque es asalariado y no le importan nada las ovejas.

Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy mi vida por las ovejas. También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor. Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida, para recobrarla de nuevo. (Jn. 10, 1-17).

Bartolomé E. Murillo.-BARROCO
San Lucas, en la parábola del Buen Pastor, nos relata una de las intervenciones de Jesús en este sentido: ‘Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: "Alegraos conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido". Os aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse’. (Lc. 15, 4-7)

Sir John Everett Millais.-PRERRAFAELISMO
Históricamente puede comprobarse que los primeros que se abrieron al cristianismo fueron gente humilde, sencilla y a medida que iban oyendo la predicación de Jesús se iban incorporando algunos personajes notables. Es el caso de José de Arimatea y de Nicodemo. Una vez que el Maestro vuelve al Padre y envía al Paráclito el día de Pentecostés, se abre más la Iglesia. Pedro toma la palabra ‘y habiéndose corrido la voz, se juntó una muchedumbre, que se quedó confusa al oírles hablar cada uno en su propia lengua. Estupefactos de admiración, decían: Todos estos que hablan, ¿no son galileos? Pues ¿cómo nosotros los oímos cada uno en nuestra propia lengua, en la que hemos nacido?’ (Act. 2, 6-8).

PENTECOSTÉS.-Les Très Riches Heures du duc de Berry.-GÓTICO
Sin querer, tenían que prestar atención a este fenómeno desconocido e inexplicable para ellos. Después, los propios Apóstoles tuvieron claro que el Mensaje no era exclusivo para el pueblo judío. Los gentiles también eran destinatarios del mismo. Pedro, cabeza de la Iglesia, lo tuvo claro tras su vivencia con la conversión del centurión Cornelio: ‘Ahora reconozco que no hay en Dios acepción de personas, sino que en toda nación el que teme a Dios y practica la justicia le es acepto’ (Act. 10, 1-35).

BAUTISMO DEL CENTURIÓN CORNELIO.-Francesco Trevisani.-ROCOCÓ
Poco a poco iban incorporándose, incluso, nobles patricios romanos, con alto poder económico, que al estar relacionados con escultores y artistas para decorar sus casas, cabe suponer que favorecerían la aparición de símbolos cristianos, como es el caso de figuras, entre otras, del Buen Pastor.

MUSEOS VATICANOS.-ARTE PALEOCRISTIANO
Cuando llegó el tiempo de las persecuciones y se refugiaron en las catacumbas, no era raro encontrar imágenes pintadas en las mismas, algunas de las cuales pertenecían al Buen Pastor, como estos ejemplos: 

CATACUMBA DE SAN CALIXTO
CATACUMBA DE PRISCILA.-ROMA.

CATAC. SAN CALIXTO, ROMA.-CRIPTA DE LUCINA

Cura dos ciegos y un endemoniado

Posted by Caminante y peregrino

CURA UN CIEGO.-SEBASTIANO RICCI.-S. XVII - XVIII



No tenía descanso, pero tampoco lo quería.

En muchas ocasiones finalizaba la jornada físicamente agotado (no en vano también era hombre, además de Dios) pero ignoraba ese cansancio. A fin de cuentas había venido para eso, ¿no? El tiempo pasaba y Él se iba acercando, cada vez más, al momento concreto y específico de la Redención propiamente dicha. Ese tiempo no podía permitirse el lujo de perderlo.

Buena prueba de ello era los dos milagros que acababa de realizar en casa de Jairo, jefe de la sinagoga, resucitando a su hija adolescente, y el de la señora que padecía flujos de sangre, mientras se dirigía a casa de Jairo. 
CURA UN CIEGO.-EL GRECO.-MANIERISMO

Es evidente que en tiempos de Jesús no había internet, ni televisión, ni prensa, ni Twister, pero lo que sí está claro, al menos en lo que a Jesús se refería, es que las noticias de cuanto hacía o decía, corrían como reguero de pólvora y a nadie dejaban indiferentes.

JESÚS CURA DOS CIEGOS.-DUCCIO DI BUONINSEGNA.-GÓTICO

A cuantos presenciaban sus milagros les faltaba tiempo para comunicarlo y comentarlo con sus amigos, vecinos, conocidos o familiares. O con quien fuese. Y eso picaba la natural curiosidad humana y generaba ganas de buscarlo para oírlo y, si se presentaba el caso, presenciar la realización de algún milagro. Incluso algunos se arriesgaban a cuestionarse si no sería ese hombre el Mesías que Israel esperaba. “¿Eres Tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?”. (Mt. 11, 2-11)

¿ERES TÚ EL QUE HA DE VENIR?

Incluso algunos iban a buscarlo esperando que la misericordia de aquel rabí también les alcanzase a ellos y verse curados de sus dolencias.

Así, ‘partiendo Jesús de allí, (de casa de Jairo), le seguían dos ciegos, gritando -¡Ten compasión de nosotros, Hijo de David!’- Aparentemente daba la impresión de ignorarlos, pero no era así. Acaso esperaba el momento propicio para atenderlos o quién  sabe qué cosa, pero lo cierto es que

CURA UN SODOMUDO.-CRISTOFORO DE PREDIS.-RENACIMIENTO
‘Al llegar a la casa se le acercaron los ciegos y Jesús les dijo: -¿Creéis que puedo hacer esto?- Le contestaron: -Sí, Señor. Entonces tocó sus ojos diciendo: -Hágase en vosotros según vuestra fe. Y se abrieron sus ojos’. (Mt. 9, 27-30).

CURACIÓN DE DOS HOMBRES CIEGOS.-JAMES TISSOT.-S. XIX - XX
Se dan cuenta, ¿verdad? Primero desea que manifiesten lo que realmente piensan del poder de Jesús. Pero luego…da paso a la Fe. A la que ellos tienen y en su esperanza en ser curados. Y sí que la tenían en su curación, ya que parece ser que el Maestro la supeditaba a lo que ellos creían: ‘Hágase en vosotros SEGÚN vuestra fe’.

CURA DOS CIEGOS.-ALEXANDER BIDA.-ROMANTICISMO
Luego ‘les ordenó severamente: -Mirad que nadie lo sepa. Pero ellos, apenas salieron, lo publicaron por toda la comarca’. (Mt. 9, 30-31). ¿Es que desobedecieron a Jesús después del favor que les había hecho? Personalmente pienso que no. No se trata de una ingratitud y eso es fácilmente comprobable si lo extrapolamos a nosotros mismos.

JESÚS CURA UN CIEGO.-NICOLÁS POUSSIN.-BARROCO
Imaginemos que a uno de nosotros le sucede algo personal verdaderamente grandioso, fuera de lo habitual, que marca hondamente nuestra existencia, aunque sea a nivel mundano, ¿no estaríamos desbordados por una alegría incontenible y deseando contarlo a los demás para que participasen de nuestra felicidad?
CURA UN CIEGO.-SIMÓN DEWEY.-S. XX

Claro que…la cosa no finalizó ahí, ya que ‘cuando apenas habían salido, le presentaron un hombre mudo, endemoniado; y arrojado el demonio, habló el mudo’. Esto ya era demasiado para mucha de la gente que lo había presenciado todo. En positivo y (aunque parezca mentira) también en negativo.

CURA UN HOMBRE POSEÍDO POR UN DEMONIO MUDO.-JAMES TISSOT.-S. XIX - XX
Los primeros, ‘se maravillaban y decían: ¡Jamás se vio cosa semejante en Israel!’ en el colmo de su asombro. Los segundos: ‘Pero los fariseos decían: Arroja a los demonios con el poder del príncipe de los demonios’. (Mt. 9, 32-33). ¡Claro! ¿Quién, si no, tenía que ser? Los fariseos veían en peligro su prestigio, sus privilegios,… Quedaban al descubierto sus falacias e hipocresías. ¿Cuál había de ser  el camino? El descrédito. La mentira. La intoxicación. La manipulación de las gentes humildes que desde su sencillez admiraban (y seguían) a Jesús.

CURANDO UN ENDEMONIADO MUDO.-GUSTAVO DORÉ.-S. XIX
Y eso había que combatirlo, aunque en su fuero interno reconocieran que allí se estaba produciendo algo grandioso. No les interesaba perder su prestigio ni nada de nada. Su propia soberbia se lo impedía. Y para ello empleaban todos los medios que disponían, calumnias incluidas, para atacar a Jesucristo.

CURA AL ENDEMONIADO DE GERASA.-ICONO

En fin. Así lo han recogido los Evangelios y así lo ha manifestado el Arte. Con ellos les dejo. Hasta siempre.