RSS Feed

Vida pública de Jesús.-S. Juan Bautista.-23-ab ril-2011

Posted by Caminante y peregrino


JUAN BAUTISTA PREDICANDO.-Domenico Ghirlandaio.-RENACIMIENTO


El niño creció y como adolescente protagonizó el pasaje de su pérdida en el templo de Jerusalén, con el consiguiente susto para José y para María, como vimos en la entrada anterior.


JESÚS NIÑO ENTRE LOS DOCTORES.-MAESTRO DE FROMISTA.-S.XV

Los años pasaron y el mocito pasó a ser un joven fuerte y trabajador como cualquiera, pero…la carpintería no era su objetivo.


CENA DE JESÚS CON SUS PADRES.-BARROCO.-Conchillos, Juan Antonio

Él no había nacido para ser carpintero. Él nació con una misión concreta que cumplir cuando llegase el momento y su realización ya estaba llegando. Y llegó.


JUAN BAUTISTA VE A JESÚS DE LEJOS.-JAMES TISSOT.-S.XIX-XX

En este sentido hemos de considerar la presencia de un personaje muy importante, a través del cual fue presentado Jesús. Me estoy refiriendo en concreto a su primo Juan. Conocido luego como el Bautista.


San Juan Bautista.-Guido Reni.-BARROCO.- 1575 – 1642

Dios fue preparando el terreno a través de esta persona, que recibió en él la acción del Espíritu Divino. El hijo del sacerdote Zacarías e Isabel también había descubierto que su misión tenía una trascendencia tan grande que escapaba a su inteligencia el alcance de su grandiosidad.


San Juan Bautista.-Guido Reni.-BARROCO

Él se sabía ‘voz del que clama en el desierto’ (Lc. 3, 4) porque ‘en tiempos de los sumos sacerdotes Anás y Caifás, la palabra de Dios vino sobre Juan, el hijo de Zacarías, en el desierto. Y fue por toda la región del Jordán predicando que se convirtieran y se bautizaran para que se les perdonaran los pecados’. (Lc. 3, 2-3).


JUAN BTA. PREDICANDO

El mensaje era es cuchado por el pueblo que no permanecía indiferente ante lo que decía. Lo encontraba novedoso. Le agradaba. ¿Sería un nuevo profeta que enviaba Yavéh? Probablemente algunos se harían esta pregunta.


JUAN BTA. PREDICANDO.-LUCAS JORDÁN.-BARROCO

Lo cierto es que comenzaba a tener discípulos y seguidores a pesar de que su atuendo no era lujoso precisamente, pues ‘Juan llevaba un vestido de pelo de camello y una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre’. (Mt. 3, 4).


S. JUAN BAUTISTA.-EL GRECO.-MANIERISMO

Así iba transcurriendo su existencia de vocero de Dios, invitando, a tiempo y a destiempo, a la conversión, al arrepentimiento de los pecados, a la vez que administraba un bautismo de conversión.


JUAN BAUTISTA.-Juan de Juanes (atribuible a).-RENACIMIENTO

En él se concretaba lo que dijo Malaquías en su tiempo: ‘Mirad. Yo envío mi mensajero a preparar el camino delante de mí, y de pronto vendrá a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, el mensajero de la alianza, a quien tanto deseáis; he aquí que ya viene, dice el Señor todopoderoso’. (Mal. 3, 1)


SERMÓN DEL BAUTISTA. Abraham Bloemaert.-BARROCO

Y como algunos saduceos y fariseos también acudían a oírle, no tenía contemplación alguna con ellos: ‘¡Raza de víboras! ¿Quién os ha enseñado a huir de la ira que os espera?’ (Lc. 3, 7).

JUAN BTA. Y LOS FARISEOS.-B. E. MURILLO.-BARROCO

Y para cuantos le solicitaban una orientación para sus vidas honradamente y con rectitud de intención, para todos tenía el consejo sabio y justo que les convenía en cada caso.


San Juan Bautista predicando.-Paolo Veronese.-MANIERISMO

Ni siquiera el rey Herodes se escapaba de sus advertencias y reprensiones, especialmente en lo concerniente a haber tomado como su mujer a Herodías, mujer de su hermano, le causó le causó serios disgustos como veremos más adelante.

San Juan Bautista ante Herodes.-Mattia Preti, 1613 – 1699.-BARROCO

Pues ya hemos empezado a conocer este personaje en el Arte. Francamente, he disfrutado con los cuadros. Confío que a ustedes les ocurra lo mismo o más todavía.



SAN JUAN BAUTISTA EN MEDITACIÓN.-EL BOSCO.-GÓTICO

San Juan Bautista.-Bernardo Strozzi – 1581 – 1644.-BARROCO


San Juan Bautista.-Donatello, 1386 – 1466.-RENACIMIENTO

Vida oculta de Jesús (y II).-03-abril-2011

Posted by Caminante y peregrino


PAOLO VERONESSE.-MANIERISMO

Ya ven que, para tener tan escasos datos en los Evangelios sobre la vida oculta de Jesucristo, los escultores y, especialmente, los pintores han, sabido desglosarla bastante bien, según hemos visto en la entrada anterior.


Heinrich Hoffman.-S.XIX


Ahora vamos a ver, una vez pasada la etapa infantil, cómo debió ser su adolescencia y juventud. Incluso con algunos detalles íntimos que ocurrieron en esta etapa.


JESÚS ADOLESCENTE.-AUTOR DESCONOCIDO


En principio, me ha llamado poderosamente la atención el silencio absoluto de una persona clave: José, esposo de María.


SAN JOSÉ.-James Tissot.-S. XIX-XX


De la Madre se conservan algunas palabras, pero las precisas. Las justas. Las de la Anunciación, con su ‘sí’ aceptando libremente los planes y los designios de Dios con la Humanidad, a través de ella;



BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO.-BARROCO


en la visita a su prima Sta. Isabel, al responder con el Magníficat al saludo que le hizo;



BASÍLICA DE LA SAGRADA FAMILIA.-BARCELONA


en las bodas de Caná,


BODAS DE CANÁ.-JAMES TISSOT.-S. XIX


cuando encontró a Jesús en el templo entre los doctores de la Ley y pocas más.


GIOTTO.-GÓTICO


¿Pero de José? Nada. Mutismo total. No se conserva ninguna expresión verbal. Pero sí que podemos descubrir a través de su actuación, la obediencia y fe en Dios y en su esposa, posiblemente sin entender nada. Podemos descubrir en este personaje evangélico que es un hombre de acción.



Christian Wilhelm Ernst Dietrich (1712-1774)


Es hombre de fe. Es hombre plenamente consciente de la misión que tiene y de la confianza que Yavéh también ha puesto en él.




Gaetano GANDOLFI.-ESCUELA BOLOÑESA


Merece, creo yo, que se le dedique una atención mínima en esta entrada. Fijémonos:


HOMBRE JUSTO. De esto sí que hay datos en el Evangelio. Decide no denunciar a María cuando conoce su embarazo. Sabe que de hacerlo, su esposa sería muerta por lapidación, según las Leyes de su pueblo. ‘José, su esposo, siendo justo, no quiso denunciarla y resolvió repudiarla en secreto’. (Mt. 1, 19)


DUDAS DE SAN JOSÉ.-JAMES TISSOT.-S. XIX


La respuesta de Dios, el agradecimiento por esta decisión es el envío de un ángel para decirle que no tema recibir a María en su casa. ‘Mientras reflexionaba sobre esto, he aquí que se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir en tu casa a María, tu esposa, pues lo concebido en ella es obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de sus pecados’. (Mt. 1, 20-21)



DOMINGO MARTINEZ.- SIGLO XVII - XVIII


Y así lo hace. ‘Al despertar José de su sueño hizo como el ángel del Señor le había mandado, recibiendo en su casa a su esposa’ (Mt. 1, 24)



DESPOSORIOS DE LA VIRGEN.-LUIS JUÁREZ.-Pintor de Nueva España.-Documentado entre 1635 y 1665


A partir de ese momento su vida está indisolublemente unida a la de Jesucristo y a la de María.


HOMBRE DE ACCIÓN. Cuando el ángel le avisa del peligro del Niño y le dice que huyan a Egipto, no lo piensa dos veces. Los despierta y salen de inmediato. ‘El ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo. Levantándose de noche tomó al niño y a la madre y se retiró hacia Egipto, permaneciendo allí hasta la muerte de Herodes’. (Mt. 2, 13-15)




BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO.-BARROCO


HOMBRE RESPONSABLE Y SENSATO. Pasados unos años, cuando el ángel le dice de nuevo que pueden volver a su tierra, lo hace, pero van a Nazaret por miedo a Arquelao. ‘Muerto ya Herodes, el ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre y vete a la tierra de Israel, porque son muertos los que atentaban contra la vida del niño. Levantándose, tomó al niño y a su madre y partió hacia la tierra de Israel. Mas habiendo oído que en Judea reinaba Arquelao en ligar de su padre Herodes, temió ir allá, y, advertido en sueños, se retiró a la región de Galilea, yendo a habitar en una ciudad llamada Nazaret’. (Mt. 2, 19-28)


JAMES TISSOT.-1895


Una vez allí la vida continuó. En el taller de José ya se vislumbra un jovencito aprendiz, atento a las explicaciones de su ‘maestro de taller’.


JESÚS, MARÍA Y JOSÉ EN NAZARETH.- William Hole


Y la Madre, ¿cómo tendría de alto el índice de satisfacción materna al ver los progresos de su Hijo? Lógicamente, como cualquier madre con sus hijos, pero este Hijo era ‘especial’. Era el Hijo de Dios. Pero jamás hizo alarde de esa condición en ningún caso. Vivía según la educación que sus padres le transmitían, según la tradición hebrea. ‘Y les estaba sujeto’. (Lc. 2, 51)


Sir John Everett Millais.-PRERRAFAELISMO


Ayudaba a su Madre en lo que podía y le pedían.


JAMES TISSOT.-S. XIX


Así como a su padre.



JAMES TISSOT.-S. XIX


Sin embargo hay un pasaje en su vida juvenil del que sí hay constancia en el Evangelio. Me refiero al viaje que hicieron los tres componentes de la familia a Jerusalén, con motivo de la festividad de la Pascua, como tenía costumbre de hacer anualmente.


Max Liebermann.-S. XIX Y XX


‘Sus padres iban cada año a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. Cuando era ya de doce años, al subir sus padres, según el rito festivo, y volverse ellos, acabados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo echasen de ver. Pensando que estaba en la caravana anduvieron camino de un día. Le buscaron entre parientes y conocidos, y al no hallarle, se volvieron a Jerusalén en su busca. Al cabo de tres días le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores, oyéndolos y preguntándoles. Cuantos le oían quedaban estupefactos de su inteligencia y de sus respuestas. (Lc. 2, 40-47)



DUCCIO Buoninsegna.-PRERRENACENTISTA


Sí. Se volvieron a buscarlo como lo hubieran hecho en semejante caso los padres de cualquier familia. Y fíjense que, cuando lo encuentran, (imagínense este momento) José aparece en un segundo plano. Es María la que habla al Niño reprochándole su actitud y comportamiento. José permanece, al parecer, en silencio.




JESÚS ENTRE LOS DOCTORES DE LA LEY.-Iglesia Recoleta Domínica, Chile


Cuando sus padres le vieron, quedaron sorprendidos, y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué has obrado así con nosotros? Mira que tu padre y yo, apenados, andábamos buscándote.’ (Lc. 2, 48 )



William Holman Hunt.-PRERRAFAELISMO.- c. 1859


La respuesta de Jesús les deja perplejos. ‘¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que es preciso que me ocupe en las cosas de mi Padre? Ellos no entendieron lo que decía.’ (Lc.2, 49). ¡Claro! ¿Cómo lo iban a entender teniendo doce añitos como tenía?


Harold Copping.-S.XIX-XX


Cuando llegaron, me imagino que aún lo oirían hablar a los doctores, contestarles, acaso rebatirles,…y ellos serían los primeros sorprendidos. En su Hijo de doce años. Por supuesto que es lo que más lejos de su pensamiento estaba lo que presenciaron y la respuesta que Jesús les dio todavía puede que los dejara más sorprendidos. Aún se la esperarían menos. Con todo, callan y se marchan. Pero 'María guardaba todo y lo meditaba en su corazón' (Lc.2, 19)



JAMES TISSOT.-S.XIX


Otra cosa distinta es lo que pudieran pensar los doctores de la Ley con quienes habló, pero lo que personalmente tengo claro es que indiferentes no los dejó. Acaso habría ido a comer y dormir en alguna de sus casas, porque tres días no creo que estuviese a la intemperie, máxime conociendo la proverbial hospitalidad del pueblo hebreo.


Albrecht Durer.-RENACIMIENTO.- c. 1506


Ya en Nazaret, la vida continuó. ‘Jesús crecía en sabiduría y edad y gracia ante Dios y ante los hombres’. (Lc. 2, 52). Pero precisamente porque la vida seguía, hubo otro momento en la vida de Jesús y María que ensombreció el ambiente risueño y alegre de esa familia.


William James Webb.-S.XIX-XX


Nuevamente nos encontramos con el protagonismo silencioso de José. Tampoco los Evangelios recogen nada. Pudieron no considerarlo importante, porque a fin de cuentas estos Libros con los que se inicia el Nuevo Testamento van orientados a las enseñanzas y el mensaje de Jesús.


MUERTE DE SAN JOSÉ.-Francisco de Goya y Lucientes.-S.XIX


Me refiero a la muerte de José. Desde la vuelta de Jerusalén donde vivieron esa angustia de la pérdida de Jesús, hasta que éste comienza su vida pública, nada sabemos. Desde ese momento solamente se nombra a la Madre, pero José no aparece en ninguna parte, lo que hace suponer que había fallecido.


Giuseppe Maria Crespi.-BARROCO


Sinceramente, creo que a todos nos impone un poco este crucial momento, pero ¿a José? Posiblemente lo estaría pasando mal por la enfermedad o la causa que fuere de su fallecimiento, pero de lo que creo que estaremos todos de acuerdo es en la presencia innegable de María y de Jesús a su lado. Así vieron, lo creyeron y lo plasmaron los pintores. Benditos sean.


Massimo Stanzione.-BARROCO


Y ya les dejo con unos cuadros más de esta etapa que acaba aquí. Luego veremos otros pasajes de la vida de Jesús.


JAMES TISSOT.-S.XIX


Simone Martini.-GÓTICO.-1342


REGRESO A JERUSALEN.-GIOTTO.-GÓTICO