RSS Feed

Las parábolas de Jesús.-05-agosto. 2012

Posted by Caminante y peregrino

PARÁBOLA  DEL HIJO PRÓDIGO.-FIESTA TRAS  LA VUELTA.-JACOPO BASANO .-MANIERISMO

Para quien tenga la costumbre de leer, incluso meditar, la Biblia como Palabra de Dios que es, y esa costumbre suele ser normal y habitual en los cristianos, no nos llama la atención que Jesucristo emplee las parábolas. Incluso en el Evangelio de algunas Eucaristías se propone alguna de ellas expuesta y explicada por el mismo Jesús.

Lo encontramos tan normal, especialmente después de la explicación homilética que el sacerdote celebrante hace de la misma, que nos quedamos, lógicamente, con la enseñanza que encierra y que suele ser muy útil para la vida. Pero ¿sabemos qué es una parábola? ¿Realmente conocemos por qué las empleaba el Maestro en su vida pública?

PARÁBOLA DE LAS VÍRGENES NECIAS Y DE LAS PRUDENTES.-WILLIAM BLAKE.-S. XIX
Estas se encuentran básicamente en los Evangelios sinópticos. En el de Juan no figuran como tales, pero sí que anota dos pasajes o imágenes que encajan dentro de lo que podrían ser unas parábolas: El Buen Pastor en el capítulo 10 y la de la vid y los sarmientos en el capítulo 15.

Pero ¿por qué lo hacía? ¿Eran como ‘cuentecitos’ para entretener  a su auditorio? ¡Pues claro que no! No hay que trivializar a Jesús haciéndolo pasar como un ‘cuentacuentos’ de la época. Quien así pudiera pensar demostraría un conocimiento mínimo, si no nulo, de la figura y de la talla del Redentor.

PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO.-GEORGE FREDERICK WATTS.-SIMBOLISMO
En un pasaje de San Juan dice: ‘Me llamáis Maestro y Señor, y decís bien, porque en verdad lo soy’. (Jn. 13, 13). Un maestro, y de eso puedo hablar con conocimiento de causa como otros muchos compañeros míos de profesión, de la nacionalidad que sean, pone en ocasiones unos ejemplos en sus explicaciones con el objetivo de que sus alumnos comprendan mejor el contenido de la materia que estudian. Y Jesús hacía algo parecido con el empleo de las parábolas.

PARÁBOLA DE LOS TRABAJADORES DE LA VIÑA.-REMBRANT.-BARROCO
No es de extrañar, pues, que Jesús, el MAESTRO por excelencia (así, con mayúsculas), también empleara este recurso didáctico, con lo cual se ceñía a la mentalidad del pueblo judío. Los mismos rabinos utilizaban frecuentemente esta técnica, por lo que Jesús estaba familiarizado con ellas, pero Él lo hacía desde otro ángulo y con un objetivo último en todas ellas: la predicación y el mejor conocimiento del Reino de Dios.

PARÁBOLA RICO EPULÓN Y LÁZARO EL MENDIGO.-GUSTAVO DORÉ.-S. XIX
 Éste era el centro del mensaje y a través de ellas buscaba desvelar aspectos fundamentales del Reino de forma sencilla, accesible, con claridad, sin plantear enigmas o cosas raras y procuraba que su lenguaje, llegase a todos, especialmente al pueblo llano, a los humildes, que eran los que con más esperanza lo escuchaban, si bien también las empleó con los líderes políticos, sociales y religiosos de Israel, porque para todos había venido.

PARÁBOLA DEL FARISEO Y EL PUBLICANO
Empleaba elementos narrativos de la vida cotidiana, en absoluta consonancia con ella, tal como los había vivido en compañía de José y de María, en su etapa de vida oculta. Le eran familiares los viñadores, las ovejas, el trigo, el vino, los talentos y los dracmas,…era todo su pequeño mundo. El mismo que tenía su auditorio habitualmente.

PARÁBOLA DEL SEMBRADOR.-GIACOMO BASSANO.- MANIERISMO
En cierta ocasión, después de exponer la parábola del sembrador, discípulos le preguntaron: ‘¿Por qué les hablas en parábolas? Y les respondió diciendo: - A vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos no. Porque a quien tiene se le dará y le sobrará; pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Por eso les hablo en parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden. En ellos se cumple la profecía de Isaías: "Oír, oiréis, pero no entenderéis, mirar, miraréis, pero no veréis’. (Mt. 13, 11-15). Esta era su opinión, su razón de ser de las parábolas. Además, en el Nuevo Testamento se recoge esta cita: ‘Todo esto dijo Jesús en parábolas a la gente, y nada les hablaba sin parábolas, para que se cumpliese el oráculo del profeta: Abriré en parábolas mi boca, publicaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo’. (Mt. 13, 31-35).

PARÁBOLA SIERVO INJUSTO.-WILLIAM HOLE.-S. XIX-XX
En los tres años de vida pública fueron apareciendo todas ellas: el trigo y la cizaña, el sembrador, el hijo pródigo, el fariseo y el publicano… Quien penetraba en ellas desde la sencillez de su corazón, se iba acercando poco a poco a la doctrina del Rabí. Su fe le decía que en el fondo del mensaje que encerraba la parábola escuchada existía una Vida absolutamente distinta.

 Paulatinamente iremos desgranando el mensaje que aportan, al menos de las más importantes, viendo además el enfoque que los pintores les han dado con sus pinceles y su creatividad.

Pero antes de llegar ahí, mi esposa y yo nos marchamos a ‘llenar el depósito’ a Valladolid, unos nueve días, para hacer Ejercicios Espirituales. Serán días de intimidad con ese Jesús que diariamente nos llama y nos habla. Hasta pronto.

PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO.-MURILLO.-BARROCO



0 comentarios: